El diputado nacional por el Frente para la Victoria (FPV), Máximo Kirchner, salió al cruce por los polémicos diez puntos que propuso el Gobierno nacional y contrapuso cumplir cuatro puntos: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

«Lo invitamos al gobierno a firmar cuatro puntos que son esenciales para millones de argentinos y argentinas: el primer punto es desayuno todos los días, el segundo es almuerzo todos los días, el tercer punto es merienda todos los días y el cuarto punto, cena todos los días», señaló Máximo Kirchner.

El diputado hizo estas declaraciones durante el acto y movilización organizado por el Movimiento Evita en homenaje al centenario del nacimiento de Eva Perón, que se realizó esta noche en Independencia y Paseo Colón, frente al Monumento al Trabajo.

Máximo afirmó que desde el espacio que integra hay que «ofrecer la sociedad argentina una propuesta política superadora» a la gestión del presidente Mauricio Macri.

«Los números no les cierran siquiera con la gente afuera. Argentina tiene que volver a cerrar pero con las familias de cada argentina y argentino adentro. Pudiendo tener la oportunidad de disputar el destino, de darse una oportunidad a sí mismo», remarcó el hijo de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El dirigente santacruceño aseguró que desde el kirchnerismo «siempre» supieron «hacia dónde quería conducir el Gobierno a Argentina».

«Durante el acto también hablaron los referentes del Movimiento Evita Emilio Pérsico y Fernando «Chino» Navarro, los diputados y diputadas nacionales Araceli Ferreyra, Victoria Donda y Leonardo Grosso y la diputada provincial Patricia Cubría.