El secretario general de UPCN bonaerense, Carlos Quintana, reclamó hoy al gobierno provincial actualice los salarios de este mes en base a la inflación acumulada al mes de julio.

“Presentamos una nota al Ministerio de Trabajo en la que solicitamos que adelante la aplicación de la cláusula gatillo que se iba a activar recién cuando se conociera la inflación de julio, o sea a mediados de agosto”, explicó Quintana.

El sindicato pidió en la nota que el aumento se abone antes «porque la gente está pasando hambre”.

Sostuvo que “el gobierno provincial pretende hacer el ajuste recién el 31 de julio, para que se pague con los sueldos de agosto, con lo cual se cobra recién en septiembre”.

Por otro lado, el dirigente gremial explicó que UPCN firmó la paritaria en diciembre con el compromiso de que si otro sector recibía un aumento superior al que ellos acordaban “nos iban a actualizar, pero a los docentes les dieron cláusula gatillo y nosotros quedamos por debajo de sus salarios”, por lo que dijo que los estatales se sienten “discriminados”.

Desde el Ministerio de Trabajo provincial expresaron, en ese sentido, que “la cláusula gatillo emparda los sueldos con la inflación”.

Analizaron que “la actualización acordada y prevista en el acuerdo paritario es en julio” y resaltaron que “cualquier otra manifestación que se haga en este momento tiene que ver más con una cuestión política”. 

El acuerdo paritario firmado entre el gobierno bonaerense y todos los gremios que nuclean a los trabajadores estatales, con excepción de ATE, que lo rechazó, estableció aumentos del 4% desde enero, otro 4% desde marzo, 4% en mayo y 4% en julio.

Además, se convino la aplicación de una cláusula de ajuste automático desde este mes que se cobraría en agosto, para el caso en que la inflación fuera superior al 16% de ese período.

No obstante, de acuerdo a los datos difundidos ayer por el Indec, la inflación acumulada en el año es del 22%, por lo que esa previsión fue superada.