El escrutinio definitivo de las elecciones generales celebradas el domingo último en la provincia de Buenos Aires comenzó esta mañana en el teatro Argentino de la ciudad de La Plata, y autoridades de la Justicia Electoral estiman que esa tarea se extenderá por unos 20 días.

En diálogo con Télam, el prosecretario electoral bonaerense, Leandro Luppi, manifestó que el conteo comenzará por la sección Capital, continuará por la Primera y así sucesivamente hasta la Séptima, en el horario de 8 a 13 y de 14 a 18, en días corridos, con habilitación de días y horas inhábiles.

El funcionario detalló que el conteo de la Octava Sección electoral (La
Plata) demandará una semana, para luego continuar con las restantes siete.

En la provincia de Buenos Aires, 12.515.361 bonaerenses votaron en las 37.704 mesas dispuestas en los 135 municipios, y según fuentes de la Justicia Electoral, el porcentaje de votantes fue del 80,45%.

Según el escrutinio provisorio, la fórmula presidencial encabezada por
Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner obtuvo en el mayor
distrito del país 52,13% de los votos, en tanto que la integrada por el
presidente Mauricio Macri y Miguel Angel Pichetto alcanzó el 35,93%,
escrutado el 95,89% de las mesas.

En cuanto a la categoría gobernador, la fórmula de Axel Kicillof-Verónica Magario, del Frente de Todos, obtuvo 52,28%, mientras que proponía la reelección de María Eugenia Vidal y Daniel Salvador sumó 38,39%.

Se prevé que trabajarán en el escrutinio unos 200 empleados de la justicia electoral más 62 fiscales partidarios, apoderados y auxiliares.
Como establece el Código Electoral, se distribuirán en las distintas mesas de trabajo del recinto del Teatro Argentino los bolsines que contienen las actas de escrutinio, los certificados y los telegramas.

Esa documentación se analizará en presencia de los distintos fiscales de las agrupaciones políticas que participaron de los comicios.
«Los representantes partidarios tendrán hoy en su poder el certificado que les dieron los fiscales que trabajaron en las mesas de votación del domingo y con ello comenzará la comparación de los resultados», expuso Luppi ante esta agencia.

Sostuvo que «entonces chequearán si esos números coinciden con la nueva documentación que ha venido en los bolsines confeccionados por las autoridades de mesa».

«Se copian los números del acta a un ‘volante de recinto’ que es igual al certificado o telegrama, mientras los fiscales lo chequean con su
certificado, que es el que le firmó el presidente de mesa al fiscal de su
partido el domingo a la noche cuando hicieron el escrutinio en la escuela.

Si están de acuerdo, firman ese volante y se carga», amplió.
Tras verificarse las actas de cada una de las mesas habilitadas en cada
sección, si no se constatan irregularidades, se cargan los resultados.
Ante pedidos de impugnaciones o apertura de urnas, la Junta Electoral
analizará cada caso y si corresponde dar curso a la solicitud.

«Hay intendencias donde los resultados fueron muy parejos, y por eso puede haber muchos pedidos de apertura o planteos», explicó una fuente judicial.

En tanto, el prosecretario electoral aseveró que «una vez que estén
concluidas las operaciones del escrutinio propiamente dicho y los
resultados de cada una de las agrupaciones políticas, se proclamará a los candidatos».